Trichodina, Branquias

Los protozoos ectoparásitos son los parásitos más comunes diagnosticados en los   cultivos de peces. Las infecciones por protozoos ciliados, pertenecientes a la familia   Trichodinidae son esporádicas en el cultivo de salmónidos en agua dulce y no           reportadas en agua de mar en nuestro país. Sin embargo las infecciones por             Trichodina sp. son endémicas en los cultivos de peces marinos en Chile tales como     Turbot (Scophthalmus maximus), Hirame (Paralichthys adpersus), Halibut                   (Hippoglossus hippoglossus) y las numerosas especies nativas cultivadas de forma       experimental en Chile. En esta nota se reporta un caso de Trichodiniasis branquial en Salmón del Atlántico (S. salar), cultivado en el mar en el Sur de Chile.

 Introducción

Actualmente se han descrito numerosas especies de Trichodina (Ciliophora: Peritrichida) que afecta a peces en agua dulce y mar. En nuestro país las infecciones se han reportado principalmente en agua dulce. 

Trichodina sp. infecta la piel y branquias del huespéd, habiéndose descrito esporádicamente en algunas especies de peces infecciones de la vejiga urinaria, oviducto y tracto gastrointestinal. Los parásitos, adheridos en la superficie de la piel o branquias, se alimentan de partículas en suspensión y de la superficie de los peces, causando una irritación permanente de estos órganos, pudiendo las infecciones masivas asociarse a mortalidad.

El siguiente reporte corresponde a un cuadro de Trichodiniasis branquial en Salmón del Atlántico en la Isla de Chiloé. Los peces presentarón un peso promedio 600 g. El centro de cultivo se encontraba primariamente afectado por un cuadro de Amebiasis branquial (Neoparamoeba perurans). Adicionalmente en algunos peces se detectó la presencia de infecciones bacterianas por Flexibacter sp. 

Signos clínicos 

Los signos clínicos fueron anorexia, baja condición y mortalidad crónica.  Las branquias presentaban los signos clásicos de infecciones por Amebas tales como palidez branquial, incremento de muscus, hemorragias y parches de color gris o blanco.

Histopatología

El epitelio branquial presentó hiperplasia en diferentes grados y desprendimiento de células epiteliales. Asociado al epitelio se observaron estructuras protozoarias de forma abombada con disco adhesivo aboral levemente concavo, consistentes con protozoos del género Trichodina sp. Mediante tinción Hematoxilina y Eosina es posible identificar el macronúcleo fuertemente basófilo y los cilios adyacentes al disco.

Figura 1: Salmón del Atlántico (S. salar). Branquia, 10 X, HE. Se observa adyacente y adosado al epitelio branquial numerosas estructuras protozoarias consistentes con Trichodina sp.

Figura 2: Salmón del Atlántico (S. salar). Branquia, 40 X, HE. Se observan numerosas Trichodinas sp., es posible observar macronúcleo y cilios.

Figura 3: Salmón del Atlántico (S. salar). Branquia, 40 X, HE. Se observan numerosas Trichodinas sp., es posible observar macronúcleo y cilios.

Diagnóstico

Para el diagnóstico es clave el tipo de muestra a analizar. Es posible observar fácilmente Trichodina sp., a partir de frotis fresco de branquia y piel de peces vivos. Mediante histopatología se observan los protozos mediante tinciones como HE, Giemsa o Hematoxilina hierro.

Prevención y Control

El control de infecciones por Trichodina en peces marinos se realiza mediante la utilización de baños con formalina. En agua dulce alternativamente se puede utilizar baños con sal. En salmónidos cultivados en agua de mar el control de la enfermedad se realiza optimizando las condiciones de cultivo y controlando infecciones bacterianas secundarias.

Historial

Artículos por fecha

September 2017
Mo Tu We Th Fr Sa Su
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1

TagCloud

Categorías